Los empresarios tienen que dejar de excusas, subir salarios y repartir beneficios tras un inicio de año con una nueva escalada de los precios

  • La tasa de inflación interanual en Extremadura es de un 6,6 por ciento

CCOO de Extremadura señala que 2023 comienza con malos datos en cuanto a la evolución de los precios y exige al empresariado a dejarse de excusas, repartir los importantes beneficios que están obteniendo y aceptar subidas salariales en los convenios que permitan garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores y las trabajadoras.

El alza de los precios en productos básicos como los alimentos y de los tipos de interés está colocando a los hogares más vulnerables en una situación muy comprometida y la negativa de los empresarios a incrementar los salarios no solo está siendo una postura injusta, sino que además acabará perjudicando a la propia economía al limitar la capacidad de consumo.

Hoy se publica la subida del 8% del Salario Mínimo Interprofesional, fruto del acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos. La clase empresarial una vez más se ha opuesto a esta subida, pero ahora toca desarrollar la negociación colectiva, y ahí las empresas no pueden esquivar su responsabilidad.

Es el momento de repartir los importantes beneficios que las empresas han obtenido en el ejercicio anterior, y garantizar el poder adquisitivo de los salarios, por justicia social y por eficiencia económica, y para eso es fundamental introducir las cláusulas de garantía salarial en los convenios colectivos.

Evolución de los precios

Los precios se incrementaron en el mes de enero en Extremadura un 6,6 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, mientras que el índice general estatal ha subido un 5,9 por ciento. Por tanto, el índice de Extremadura comienza el año con 7 décimas más que el IPC estatal

El dato del IPC de Extremadura se mantiene en los mismos términos que hemos tenido en los últimos meses del año 2022, por encima del 6 por ciento.

La subida media pactada en los convenios colectivos en Extremadura hasta el mes de enero ha sido del 2,34 por ciento, frente al 2,81 por ciento de la media estatal. Evidentemente, esto no es suficiente para paliar la subida del IPC.

Los grupos con mayor influencia en el incremento de la tasa anual han sido Alimentos y Bebidas no alcohólicas que registra una variación del 17,99 por ciento en Extremadura, que ha bajado respecto al mes anterior debido a la baja de IVA de algunos productos, seguido por restaurantes y hoteles con un incremento de un 9,1 por ciento y por una variación de un 8,4 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior en bebidas alcohólicas y tabaco.

La contención de la subida de la inflación ha venido de la mano de la Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, con una bajada con respecto al año pasado de un 13,1 por ciento, frente a la bajada en diciembre del 8,1 por ciento.

Esta situación se ha dado por las medidas aprobadas por el Gobierno para la bajada de la inflación, al ser una bajada de precio forzada y en pocos meses. No debemos olvidar que la inflación de julio y agosto del 2022 tenía un 11.50 por ciento de crecimiento anual. Por lo tanto, esta bajada hasta el 6,6 por ciento no ha sido suficiente para tirar del IPC subyacente que se coloca en un 8,4 por ciento, repercutiendo las empresas en los precios la subida de los carburantes y de la electricidad.

Esto está provocando que suban precios de primera necesidad y los salarios no vayan acompasados a la subida de la inflación, por lo que existiría una doble pérdida de poder adquisitivo del personal trabajador de las empresas y sobre todo aquellos sectores menos sindicalizados, donde se están viendo fuertes pérdidas salariales.

Acerca de Redacción Noticias Extremadura 25306 Articles
Email: redaccion@noticiasextremadura.es

Be the first to comment

Deja un comentario