Las vacunas reducen la tasa de mortalidad por COVID-19 casi un 87 por ciento y la de ingresos en UCI baja un 71 por ciento

Extremadura solicita la revisión y flexibilización de las medidas del semáforo covid

La tasa de mortalidad por COVID-19 se ha reducido cerca del 87 por ciento en esta quinta ola de la pandemia frente a la segunda ola por los efectos de la vacunación; los ingresos en las Unidades de Cuidados Intensivos han bajado un 71 por ciento y la hospitalización casi un 68 por ciento. Son algunos de los datos facilitados por el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, este miércoles en su habitual comparecencia tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

“Aunque los casos confirmados de infección y la incidencia acumulada son similares en ambos periodos, la vacunación marca diferencias entre los indicadores de gravedad como son la tasa de hospitalización, de mortalidad” y la de letalidad, que desciende un 84,5 por ciento, ha detallado Vergeles al tiempo que ha destacado que en la región se ha vacunado al 73,28 de la población por lo que “se ha alcanzado la meta volante pero cuantas más personas se puedan vacunar, mejor”.

Por todo ello, Vergeles ha pedido a la población “evitar los cantos de sirena” del negacionismo ya que “la vacuna no sólo nos viene bien a nosotros, sino también a nuestros seres queridos y a la sociedad”.

En cuanto a los jóvenes con edades comprendidas entre los 12 y 29 años, el 53,7 por ciento cuenta con la pauta completa, por lo que es posible llegar al 75 por ciento con la pauta completa al inicio del curso escolar lo que “es una garantía más para que la educación pueda ser presencial”.

En lo relativo a la solicitud de cita para la vacuna, Vergeles ha señalado que ya se puede pedir en los centros de salud y a través de internet para todos los grupos de edad y también para las personas que hayan pasado la enfermedad en los dos últimos meses. Además se continuará con los cribados.

CONSEJO INTERTERRITORIAL

En cuanto a los asuntos abordados en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, Vergeles ha informado de que Extremadura ha solicitado que se lleve a la Ponencia de Alertas el denominado ‘semáforo covid’ para que sea revisado y se flexibilicen las medidas teniendo en cuenta el nivel de población que en la actualidad ya está inmunizada.

“Queda mucho tiempo por convivir con el virus y hay que acostumbrarse a vivir con él de la forma más segura posible” y “no renunciar al ocio, ni las vacaciones pero disfrutar con responsabilidad, respetando las medidas higiénico-sanitarias y con sentido común”.

En lo relativo a una tercera dosis de la vacuna, el consejero ha aseverado que según la Ponencia de Vacunas no existen evidencias suficientes que indiquen que sea necesaria una tercera dosis para la población general, pero sí para las personas inmunodeprimidas (con trasplantes) y para residentes en situación de fragilidad en las residencias de mayores. Si bien, Vergeles ha aclarado que esta decisión debe ser adoptada por la Comisión de Salud Pública.

En el Consejo Interterritorial se ha acordado que durante este mes de septiembre los eventos deportivos multitudinarios que se celebren en exteriores tengan un aforo máximo del 60 por ciento, y del 40 por ciento en interiores.

CONSEJO DE GOBIERNO

El responsable de Sanidad en la región se ha referido a las decisiones adoptadas en el Consejo de Gobierno que ha acordado solicitar al Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEX) el mantenimiento, al menos una semana más, del nivel de alerta 3 para las áreas de salud de Cáceres y Plasencia y del nivel 2 para el resto de la Comunidad Autónoma.

Además solicitará el cierre perimetral de La Coronada por un brote entre jóvenes que tiene 97 contactos en seguimiento y se levantará el aislamiento de Miajadas y Pinofranquedado debido a la buena evolución de estas localidades.

SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA

En palabras de Vergeles, la situación epidemiológica de Extremadura “es de tendencia a la disminución de la incidencia acumulada (IA) a los 14 y a los siete días” y va “bajando en todos los tramos de edad”, como demuestra la razón de tasa que se encuentra en 0,38.

Así la IA a los 14 días se sitúa en los 443 casos por 100.000 habitantes y en 169 a los siete pero está “más alta que la media española”, una situación que el responsable de Sanidad achaca a que Extremadura empezó más tarde la quinta ola y a que en la región se hace el doble de pruebas de diagnóstico (3.000 por 100.000 habitantes) lo que permite que alrededor del 90 por ciento de los diagnosticados sean asintomáticos. En la actualidad la positividad de las pruebas se sitúa en el 5,4 por ciento.

Esto ha permitido mantener la presión hospitalaria durante la quinta ola y se ha mantenido una actividad no covid adecuada, “salvo en momentos puntuales” en el Hospital de Plasencia y en el Hospital Universitario de Cáceres.

Vergeles ha reconocido que hay “preocupación por las residencias de mayores” ya que en 16 hay brotes que engloban a 188 residentes positivos y 55 trabajadores con COVID-19 y han fallecido 36 residentes durante esta quinta ola.

Acerca de Redacción Extremadura 7555 Articles
Email: redaccion@noticiasextremadura.es

Be the first to comment

Deja un comentario