La Consejería de Empleo prepara una nueva convocatoria de la línea de ayudas dedicada a los autónomos

La demanda superó las expectativas y las consecuencias no se han hecho esperar. La línea de ayudas para trabajadores autónomos que la Junta de Extremadura abrió en mayo del pasado año y que concluyó hace seis meses ha contado con muchas más solicitudes de lo que se esperaba, por lo que la administración se ha visto obligada a mover ficha. El Servicio Extremeño Público de Empleo acaba de anunciar que a finales de año abrirá una nueva convocatoria para vehicular este tipo de subvenciones, cuyo presupuesto se verá ampliado en un cincuenta por ciento para poder beneficiar al mayor número de personas posible.

Esta línea de ayudas destinada a la figura del autónomo es a día de hoy una de las más cotizadas de la región, ya que está diseñada principalmente para conseguir dos de los objetivos más perseguidos por el tejido empresarial. Por un lado, sufragar el gasto que supone para un autónomo la contratación de un familiar, para lo que se aportaron cuatro millones de euros; por otro lado, financiar la creación de empresas entre personas desempleadas, cuya dotación alcanzó los treinta y tres millones de euros. Es decir, el importe total que se destinó a ambas modalidades llegó a los treinta y siete millones de euros.

Medio año después de que se cumpliera la fecha tope de esta última línea de ayudas y teniendo en cuenta la fuerte demanda que generó, la Consejería de Educación y Empleo ha decidido abrir una nueva convocatoria que verá la luz a final de año. En esta ocasión, el objetivo pasa por ampliar el crédito para disponer de más dinero y atender así a un mayor volumen de autónomos. De hecho, la partida presupuestaria destinada al emprendimiento de desempleados crecerá en un cincuenta por ciento, mientras que la relativa a la contratación lo hará en un quince por ciento.

Esta postura llega tras el éxito de participación que se dio en la convocatoria anterior, de la que todavía quedan solicitudes pendientes de tramitación y a las que habrá que dar cauce en la siguiente fecha. Los números son claros: de algo más de siete mil solicitudes presentadas, aún restan unas dos mil quinientas por atender. Con esta diferencia sobre la mesa la Consejería ha aumentado la dotación presupuestaria en diecisiete millones de euros.

Nueva opción para mantener el emprendimiento

Una de las novedades que la Junta de Extremadura planea para la nueva línea de ayudas es sumar un par de modalidades a las ya existentes. De esta manera, también habrá un porcentaje económico destinado a aquellas personas empleadas que quieran darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Estas podrán recibir un máximo de nueve mil euros por cabeza para poner en marcha su idea de negocio.

Por lo que respecta a la cuarta modalidad, las bases contemplan un programa concreto para los desempleados que ya se beneficiaron de la convocatoria anterior, y es que la idea en este caso pasa por mantener y modernizar la actividad empresarial que estos consiguieron llevar a cabo. El requisito fundamental para acceder a esta ayuda es haberse mantenido en situación de alta en el RETA durante más de treinta meses. A partir de ahí, el solicitante podrá disfrutar de hasta mil euros de ayuda que deberá invertir principalmente en medidas de digitalización.

Atendiendo a los datos publicados por el Instituto Nacional de Ciberseguridad, España sufrió el pasado año más de ciento ochenta mil ciberataques, por lo que se espera que la mayoría de los empresarios extremeños que perciban esta ayuda inviertan en softwares especializados para prevenir la piratería informática. En este sentido, lo recomendable es seguir el modelo de protección que han logrado consolidar en la red entornos digitales tan importantes como las entidades bancarias y las plataformas de juegos de azar.

En el primero de los casos, los bancos de nueva generación recurren a la tecnología del denominado certificado SSL (Secure Sockets Layer) para mantener a salvo los datos personales de los clientes. Se trata de una herramienta tecnológica que se ocupa de encriptar toda la información sensible que se transfieren desde la web hasta el servidor, ya sean números de cuenta, nombres completos o claves de carácter privado. El objetivo es impedir que terceras personas tengan acceso a este tipo de contenido.

Los espacios virtuales dedicados al juego son también una referencia en este campo, dado que gran parte de su presupuesto se destina a la ciberseguridad. Estas plataformas son especialistas en extremar las medidas de identificación cuando el usuario tiene que realizar operaciones económicas, tratando de impedir con ello que se produzcan fraudes de suplantación de identidad. No en vano, los aficionados al juego en internet suelen elegir portales que cuenten con protocolos de verificación biométricos en sus pasarelas de pago, como sucede con cualquier casino paypal en España, donde es preciso someterse a pruebas de reconocimiento facial o de detección de huellas dactilares a la hora de ingresar o retirar dinero en concepto de depósitos o de premios. La nueva convocatoria de la Consejería busca con estas acciones que las empresas extremeñas que desarrollan su actividad de forma online puedan tener una vida más larga, dado que las cifras son alarmantes: el setenta por ciento de los desempleados que se dieron de alta como autónomo gracias a estas ayudas terminó cerrando su negocio al cabo de los dos años.

Acerca de Redacción Noticias Extremadura 17469 Articles
Email: redaccion@noticiasextremadura.es

Be the first to comment

Deja un comentario