UPA exige una aclaración a Transición Ecológica y Agricultura sobre las quemas de restos de poda

tractor

La nueva Ley de residuos, publicada hace un mes, prohíbe la quema de restos vegetales salvo excepciones. UPA exige a los ministerios implicados que aclaren cuáles esas excepciones y no dificulten aún más el trabajo en el campo.

El artículo 27 de la Ley 7/2022 de 8 de abril sobre “residuos y suelos contaminados” establece que, con carácter general, no está permitida la quema de residuos vegetales generados en el entorno agrario o silvícola. “Únicamente podrá permitirse la quema de estos residuos con carácter excepcional, y siempre y cuando cuenten con la correspondiente autorización individualizada que permita dicha quema, por razones de carácter fitosanitario que no sea posible abordar con otro tipo de tratamiento”.

Este texto ha generado una gran incertidumbre en el campo, que desde la organización agraria UPA llevan semanas intentando aclarar, sin éxito. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos se ha dirigido por diversos medios a los ministerios de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Transición Ecológica y Reto Demográfico para que aclaren las implicaciones de esta nueva legislación que afecta a una práctica necesaria y habitual en el campo español.

Quema de restos agrícolas

La quema de restos agrícolas, principalmente de restos de poda, es una práctica habitual realizada por miles de agricultores en todo el país. Su prohibición implicaría dificultades en el campo, además de sobrecostes. La alternativa a las quemas es el triturado de los restos leñosos, una labor para la que se necesita maquinaria específica que tiene un alto coste, especialmente para las explotaciones familiares de pequeña dimensión.

Hasta la publicación de esta normativa, la prohibición de quemas agrícolas se regulaba en el marco de la condicionalidad de la PAC, que ya establecía la prohibición de la quema de rastrojos de cultivos herbáceos salvo excepciones por motivos sanitarios a determinación de las Comunidades Autónomas.

En cuanto al resto de quemas (cultivos leñosos o matorrales en pastos y praderas) la prohibición la determinan las Comunidades Autónomas en función de sus normas autonómicas para prevención de incendios forestales. Por eso, esta obligatoriedad de prohibición total ocasionaría muy graves perjuicios a la agricultura y ganadería. La trituración de restos de poda se incluye como un ecoesquema voluntario en la nueva PAC.

Fuente UPA Extremadura.

Acerca de Redacción Extremadura 11939 Articles
Email: redaccion@noticiasextremadura.es

Be the first to comment

Deja un comentario