La Red de Cooperación Internacional Eures gestionó casi 2.500 demandas de empleo en Extremadura durante 2018

Noticias Extremadura

La Red de Cooperación Internacional Eures gestionó 2.466 contactos con demandantes de empleo en Extremadura a lo largo del año 2018, según recoge la memoria final de esta plataforma. Eures es un proyecto para gestionar bases de datos de ofertas y demandas laborales en el territorio europeo, facilitando la movilidad laboral.

En España, esta red es coordinada por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), e integra a los servicios públicos de empleo de las 17 Comunidades Autónomas. En el caso de Extremadura, esta labor corresponde al SEXPE, que cuenta con tres consejeros Eures. Están ubicados en Badajoz, Cáceres y Navalmoral de la Mata y tienen una estructura de colaboradores en todos los centros de empleo, ya que la Consejería de Educación y Empleo tiene atribuidas las competencias en materia de políticas activas de empleo.

Del total de contactos con demandantes de empleo gestionados en Extremadura el pasado año, 600 correspondieron a peticiones de información general sobre Eures; otras 344, al interés por las condiciones de vida y trabajo en el país donde se había generado el empleo; 170, a cuestiones relacionadas con la formación; 788, a ofertas laborales y a reclutamiento de profesionales; 202, por cuestiones de Seguridad Social e impuestos; 288, para temas de orientación adicional; y 74, para asuntos transfronterizos.

La mayor parte de los contactos fueron realizados de manera individual por residentes (1.891), mientras que hubo 292 contactos en grupo de residentes. En cuanto a no residentes, se produjeron 234 individuales con no residentes y 49 en grupo.

Al margen de los contactos con demandantes de empleo, la Red Eures en Extremadura realizó 1.555 contactos internos y externos con personas pertenecientes a otros puntos de la red y con entidades de fuera. En este último caso, se produjeron 288 contactos, que incluyen a la universidad, centros de FP, colegios profesionales, entidades colaboradoras, servicio de empleo y asociaciones empresariales, entre otros.

Por lo que se refiere a las ofertas de empleo gestionadas a lo largo del año, en Extremadura la Red Eures tramitó 334, de las que 195 fueron ofertas que tenían su origen fuera de España y otras 139 vacantes ofrecidas en otras regiones españolas pero que habían sido incluidas en Eures para que tuviese acceso cualquier ciudadano del Espacio Económico Europeo.

Entre las primeras destacan las procedentes del Reino Unido, que fueron 103. Destacan las referidas a operadores de máquinas para elaborar alimentos, soldadores y herreros. En segundo lugar estaría Dinamarca, que requirió 40 médicos y enfermeros. Seguidamente, Malta demandó teleoperadores, médicos y vendedores y Alemania pedía mecánicos.

En cuanto a las ofertas que tienen su origen en otros puntos de España, fundamentalmente se requerían técnicos en instalaciones de producción de energía, mecánicos y electricistas, soldadores y montadores.

El informe anual también recoge las principales dificultades detectadas en Extremadura en los casos de libre circulación de trabajadores. Al margen de casos particulares, se recogen incidencias como las dificultades para acogerse a incentivos a la contratación, el desconocimiento de los trabajadores de sus derechos para impedir la doble tributación, cuestiones derivadas de los distintos sistemas para determinar la cualificación profesional y el alcance de las titulaciones a la hora de acceder a profesiones reguladas, desconocimiento de los empresarios sobre los criterios legales para desplazar trabajadores, de las legislaciones novedosas o de la forma de acceder al registro de ofertas y, por último, con problema general detectado, la falta de conocimiento de idiomas por parte de la mano de obra española.

Todas estas cuestiones, y otras que pudieran ir surgiendo, se analizan en las sesiones de puesta en común de los integrantes de la Red Eures designados por cada Comunidad Autónoma y cada Estado integrado en el programa, con el fin de adoptar criterios comunes y remover cualquier obstáculo que esté impidiendo que se cumpla en la práctica el criterio de libre circulación.

Be the first to comment

Deja un comentario