La Junta de Extremadura publica el proyecto de decreto que contempla un ambicioso plan de ayudas a la movilidad eléctrica

Noticias Extremadura

La Junta de Extremadura prepara una convocatoria de ayudas para la adquisición de vehículos eléctricos y/o instalación de puntos de recarga, dirigidas a particulares, pymes, grandes empresas, ayuntamientos, comunidades de vecinos y asociaciones sin ánimo de lucro, entre otros beneficiarios.

Hoy se ha publicado en el Portal de Transparencia el proyecto de decreto por el que se establecen las bases reguladoras de estas subvenciones, para consulta pública y presentación de sugerencias.

El director general de Industria, Energía y Minas, Samuel Ruiz, ha avanzado hoy en Mérida que su departamento cuenta con una partida presupuestaria este año de 2,8 millones de euros, procedentes tanto de fondos europeos como de la Comunidad Autónoma, a la que se sumará un millón de euros del Programa MOVES (Movilidad Eficiente y Sostenible) puesto en marcha por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), órgano adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica.

Asimismo ha anunciado, durante la constitución de la Mesa de la Movilidad Eléctrica de Extremadura que ha tenido lugar esta mañana en la capital autonómica, que el plan de ayudas previsto será uno de “los más ambiciosos” de España.

En este sentido, el director ha explicado que el decreto es una apuesta “muy fuerte” de la Junta de Extremadura para impulsar la movilidad eléctrica, desde el punto de vista de la eficiencia y la sostenibilidad medio ambiental y económica, por lo que las ayudas previstas superarán a las del resto de las comunidades autónomas e incluso a las del IDAE.

A modo de ejemplo, Ruiz ha adelantado que los ayuntamientos podrán disponer de hasta 80.000 euros para la adquisición de autobuses eléctricos, y las pequeñas empresas alrededor de 10.000 euros para la compra de una furgoneta.

El proyecto de decreto contempla cinco líneas de ayudas, además de la antes mencionada, también se subvencionará la elaboración o modificación de planes de movilidad urbana que contemplen la integración de los vehículos eléctricos, las instalaciones de recarga, las instalaciones suministradas con energía renovable y para la infraestructura común en aparcamientos o estacionamientos colectivos en edificios existentes.

No obstante, el Ejecutivo autonómico, según señala el director general, coordinará las ayudas estatales con las regionales con el ánimo de “facilitar al ciudadano el acceso a las mismas”.

Por otra parte, hoy se ha dado un paso más a la Estrategia de Impulso del Vehículo Eléctrico de Extremadura 2018-2030, con la creación de la Mesa de la Movilidad Eléctrica de Extremadura, en la que están representadas, además de las administraciones públicas, las asociaciones empresariales del vehículo eléctrico, de usuarios del vehículo eléctrico y la Universidad de Extremadura.

“Se trata de un órgano muy participativo que nos resultará de mucha ayuda –indica Samuel Ruiz– porque intercambiaremos ideas en relación al desarrollo de la movilidad eléctrica en la región, abarcando todos los puntos de vistas, por la composición que tiene la propia Mesa”.

Be the first to comment

Deja un comentario