La Guardia Civil de Cáceres destruyó el pasado mes de marzo un total de 800 armas depositadas por diferentes motivos

La Guardia Civil de Cáceres destruyó el pasado mes de marzo un total de 800 armas depositadas por diferentes motivos. La mayor parte de las armas destruidas fueron escopetas. El peso de todas las armas destruidas fue superior a las 2 toneladas

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes a la Intervención de Armas y Explosivos de la Comandancia de Cáceres, han llevado a cabo la destrucción de 800 armas que, por diferentes motivos, se encontraban depositadas en las distintas intervenciones de Armas y Explosivos de la provincia.

El proceso de destrucción se ha llevado a cabo bajo un estricto control. Agentes de la Intervención de Armas y Explosivos de la Comandancia de Cáceres, trasladaron las armas a una empresa de fundición de acero para convertirlas en chatarra mediante un proceso de fundición.

Entre las armas reducidas a chatarra se encuentran las de propiedad particular cuyos propietarios han solicitado su destrucción, aquellas cuya destrucción ha sido decretada por la autoridad judicial o administrativa, las depositadas a disposición de particulares una vez transcurrido el plazo máximo de depósito, así como las incluidas como prohibidas por carecer de marcas, números o punzones obligatorios de un banco oficial de pruebas, establecido por el vigente Real Decreto 137/1993, de 29 de enero por el que se aprueba el Reglamento de Armas.

El peso de todas las armas destruidas fue de 2.200 kilogramos, siendo mayoritariamente escopetas e incluyéndose, en menor medida, rifles, carabinas, pistolas, revólveres, armas de aire comprimido, detonadoras, armas blancas y de otros tipos.

El número de armas destruidas en la Comandancia de Cáceres se ha incrementado, progresivamente, durante los últimos años y en el periodo histórico de 2007 a 2023, se han destruido cerca de 11.000 armas.

Noticias Extremadura
Acerca de Dpto. Redacción Noticias Extremadura 2604 Articles
Dpto de Redacción de Noticias Extremadura

Be the first to comment

Deja un comentario