Esther Gutiérrez destaca las novedades del programa CRISOL-Formación para mejorar la empleabilidad de sus participantes

La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, ha visitado dos de los tres proyectos del programa CRISOL-Formación que se están desarrollando en la ciudad de Cáceres, para mejorar la empleabilidad de sus participantes.

Acompañada por la directora general de Calidad en el Empleo, Ana Jiménez, han conocido, de primera mano, el trabajo que desarrollan tanto la Asociación Iter Renacimiento, como la Fundación Sorapán de Rieros en la barriada de Aldea Moret, de Cáceres. Se trata de labores relacionadas con la limpieza de superficies y mobiliario en edificios y locales y con la pintura decorativa y las operaciones auxiliares de revestimientos de construcción. Cada proyecto cuenta con 15 participantes, todas personas en riesgo de exclusión social.

CRISOL Formación es un programa que ha ampliado un mes su duración, hasta los 10 meses, e incluye 4 meses de contratación en empresas privadas a jornada completa. Para ello, el Servicio Extremeño Público de Empleo (SEXPE) ha incluido una nueva línea para compensar a las empresas contratantes los costes de las contrataciones.

Se trata de una ayuda de 5.852 euros por participante

En este sentido, las personas beneficiarias de estas contrataciones percibirán, como mínimo, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), unos 1.000 euros al mes.

“Lo más importante es que van a tener una oportunidad laboral. Es una de las novedades que hemos incluido en esta última convocatoria, no solo es en la fase de formación, sino también una fase de contratación, de inserción laboral. Son 6 meses de formación, más 4 meses de oportunidad laboral en una empresa de la región, en la que tendrán un contrato a jornada completa, con el SMI”, ha destacado la consejera.

Este año, desde enero, se están desarrollando 16 proyectos de Crisol-Formación. Este programa está destinado a personas en riesgo de exclusión social, de las zonas más desfavorecidas de las grandes ciudades de la región.

Así, gracias a los casi 2,4 millones de euros que el SEXPE va a destinar al desarrollo de los 16 proyectos, se están beneficiando 240 personas trabajadoras que han pasado previamente por el programa Crisol, que desarrolla la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales con los servicios sociales de los ayuntamientos.

En torno al mes de enero han comenzado su periodo de formación, que comprende seis meses de duración y, una vez superado ese periodo, pasarán a la última parte del programa integral, donde el alumnado-trabajador que haya superado con evaluación positiva la formación, tendrá un contrato laboral en empresas de la región, durante cuatro meses más, hasta superar los diez meses de duración en el programa. Estas contrataciones serán subvencionadas por la Administración regional y está previsto que próximamente se apruebe una convocatoria por importe de 1.404.480 euros más.

La Consejería de Educación y Empleo también ha incrementado el importe de los módulos de subvenciones que reciben las entidades promotoras de los proyectos. Así, sus retribuciones se han equiparado a las que recibe el personal de otros programas similares, como son las Escuelas Profesionales Duales de Empleo.

Los 16 proyectos pertenecen a las siguientes familias profesionales: Agrarias (2), Servicios Socioculturales a la Comunidad (5), Comercio (1), Seguridad y Medio Ambiente (4) y Edificación y Obra Civil (4).

UN 40 POR CIENTO DE INSERCIÓN LABORAL

Un reciente informe del SEXPE desvela que el 40 por ciento de las personas que participaron en la primera edición de Crisol-Formación consiguió, tras su paso por el programa, insertarse laboralmente.

“Ese es el objetivo principalmente, que esas personas en riesgo de exclusión social tengan una oportunidad laboral y se inserten en la sociedad y en el mundo laboral”, ha señalado Esther Gutiérrez.

La mayoría de las personas que consiguieron un puesto de trabajo tras su paso por el programa lo obtuvo en el sector servicios, seguido del sector primario y del sector secundario.

Si tenemos en cuenta el sexo, la inserción laboral fue más fácil para los hombres, con un 50 por ciento de inserción, que para las mujeres, con un 35 por ciento.

Por grupos de edad, las personas más jóvenes fueron los que más se insertaron laboralmente. Encontraron un empleo el 60 por ciento de los participantes menores de 25 años, seguidos de las personas de entre 25 y 45 años, con una inserción del 37 por ciento.

Crisol se ejecuta a través de programas específicos de intervención por las entidades públicas locales de las siete ciudades con población superior a los 20.000 habitantes, como son Badajoz, Cáceres, Mérida, Plasencia, Don Benito, Almendralejo y Villanueva de la Serena, y el Programa Crisol-Formación, por entidades sin ánimo de lucro con la colaboración de empresas.

Acerca de Redacción Noticias Extremadura 15419 Articles
Email: redaccion@noticiasextremadura.es

Be the first to comment

Deja un comentario