El uso del contenedor amarillo creció en Extremadura un 10,8% y el del azul un 6,5% en 2020 a pesar de la pandemia

Reciclaje

Este crecimiento ha sido posible gracias al mayor compromiso ciudadano y al mantenimiento de la recogida selectiva municipal como actividad esencial.

El reciclaje de envases volvió a consolidarse un año más como una práctica medioambiental muy extendida en la sociedad extremeña, ya que a pesar de la excepcionalidad vivida durante gran parte del 2020 y que continúa en la actualidad como consecuencia de la covid-19, el uso del contenedor amarillo creció en Extremadura un 10,8% y el del azul un 6,5%.

Así se desprende de los datos de participación ciudadana proporcionados por las 388 entidades locales que prestan el servicio de recogida de estos residuos en Extremadura a Ecoembes, la organización ambiental sin ánimo de lucro encargada de la gestión de los envases domésticos ligeros. Estas cifras confirman el crecimiento, un año más, en la cantidad de estos residuos que los ciudadanos depositaron en el contenedor amarillo (destinado a envases de plástico, latas y briks) y en el contenedor azul (papel y cartón).

Cada ciudadano extremeño depositó 14,5 kg de residuos -un 10,8% más respecto al año anterior – en los 10.623 contenedores amarillos destinados a los envases domésticos de plástico,
metal y brik, una cantidad que durante los últimos cinco años se ha incrementado un 32% y que refleja el creciente compromiso ciudadano con el reciclaje de estos envases.

No obstante, Ecoembes considera que hay que seguir reforzando y sensibilizando para afinar la separación que los ciudadanos hacen en sus hogares, ya que de los kilos que cada ciudadano depositó en el contenedor amarillo, 6 fueron de residuos que no son envases.

Además, la colaboración ciudadana con el reciclaje a través del contenedor azul creció un 6,5% gracias a que cada extremeño depositó 15,2 kg de papel y cartón en los 9.577 contenedores azules que hay situados en la vía pública para reciclar sus envases, una cifra que, durante los últimos cinco años, ha aumentado un 33%.

Cabe destacar que, en los contenedores azules, además de envases domésticos, se depositan otros residuos, como el papel y el cartón comerciales y las revistas.

Además de a través de los contenedores azules y amarillos, los envases domésticos ligeros de plástico, metal, brik, papel y cartón se recogieron en otros puntos de reciclaje, como los más de 600 contenedores de recogida selectiva situados en lugares de gran concurrencia (oficinas, estadios, hostelería y festivales, entre otros).

También se recogieron envases domésticos ligeros en las plantas de residuos urbanos a las que se trasladan los contenedores de resto (un lugar en el que no deberían depositarse estos residuos, pero al que, gracias a la colaboración ciudadana, llegan cada vez menos envases).

Por todo ello, gracias al esfuerzo y compromiso de la sociedad extremeña, en 2020 se entregaron a instalaciones recicladoras homologadas un total de 24.758 toneladas de envases domésticos para su posterior reciclaje, un 0,8% más que el año anterior.

Desde la Junta de Extremadura, el director general de Sostenibilidad, Jesús Moreno, celebra los buenos datos obtenidos por los extremeños en materia de reciclaje en 2020, aunque subraya la importancia de “avanzar en la selectividad del depósito de residuos, sobre todo, en reducir el porcentaje de impropios que aún se registra, es decir, reducir el volumen de aquellos residuos que no terminan en el contenedor adecuado”. Desde la Consejería se trabaja en “el cumplimiento de los nuevos porcentajes marcados por la normativa europea y nacional, que ya se han asumido en el Plan Integrado de Residuos de Extremadura”.

“Sin duda y, a pesar del contexto de pandemia, el compromiso de la sociedad extremeña con el reciclaje de envases domésticos se ha reforzado, convirtiéndose en el hábito ambiental más extendido entre los hogares extremeños”, indicó Antonio López, gerente de Ecoembes en Extremadura, quien añadió que “gracias al esfuerzo realizado por la Junta, los municipios y Ecoembes a través de diversas acciones, como por ejemplo la puesta en marcha de una nueva estrategia, para que los ciudadanos conozcan qué residuos deben depositarse en el contenedor amarillo y cuáles no, y reducir así los llamados residuos impropios, el sistema de reciclaje se ha optimizado de manera constante” y añadió que se seguirá colaborando “para convertir a Extremadura en una sociedad 100% recicladora”.

Con este objetivo de seguir consolidando el reciclaje en Extremadura, se desarrolló en la región el programa ‘Terceros en Edad, primeros en reciclar’, una iniciativa en la que los mayores de 52 centros de día, residencias y viviendas tuteladas de Mérida, Cáceres y Badajoz se convierten en embajadores del reciclaje. Para ello, se les hizo entrega de 345 cubos y papeleras amarillas y azules, en los que poder realizar la separación de residuos.

Por otro lado, en 2021 se ha comenzado a implantar en la región RECICLOS, el primer Sistema de Devolución y Recompensa (SDR) de España, destinado a fomentar la recuperación y el reciclaje de las latas y botellas de plástico de bebidas a través de recompensas sostenibles y que supone un paso más en la evolución del actual sistema que gestiona Ecoembes, asentado desde hace más de dos décadas. Así, RECICLOS ya funciona en 285 contenedores amarillos repartidos por las calles de la ciudad de Mérida.

Acerca de Redacción Extremadura 6161 Articles
Email: redaccion@noticiasextremadura.es

Be the first to comment

Deja un comentario