El SES incluirá las técnicas de inseminación artificial en la cartera de servicios de todas las áreas de salud de la región

El Servicio Extremeño de Salud (SES) incluirá las técnicas básicas de inseminación artificial en la cartera de servicios de las ocho áreas de salud de la región, una medida con la que pretende mejorar los tiempos de espera y evitar desplazamientos innecesarios a las personas que necesitan esta prestación, que hasta ahora eran derivadas en su mayoría a un centro especializado ubicado en Badajoz.

Esta es una de las principales novedades recogidas en la Guía de Reproducción Humana Asistida publicada recientemente por el SES, un documento interno dirigido a los profesionales que establece protocolos médicos y de derivación comunes en todas las áreas para los usuarios que precisen este tipo de tratamientos, porque tienen dificultades para conseguir la gestación de forma natural.

Hasta ahora, tan sólo las áreas de salud de Plasencia y Coria incluían en su cartera de servicios la inseminación artificial, mientas que las seis áreas restantes derivaban sistemáticamente a los pacientes al Centro Extremeño de Reproducción Humana Asistida (CERHA), ubicado en el Complejo Hospitalario de Badajoz.

Las áreas de salud irán aplicando progresivamente esta medida durante los próximos meses, empezando probablemente por las de Cáceres y Mérida, que son las que tienen más avanzados los preparativos para su puesta en marcha.

ACCESO A TODAS LAS MUJERES

La citada Guía mantiene los mismos criterios clínicos generales de acceso a este tipo de tratamientos, que están destinados a personas sin ningún hijo previo y sano  –en el caso de parejas, sin ningún hijo común, previo y sano–, y un límite de edad que es de 40 años para las mujeres y 55 para los hombres.

Pero sí introduce una importante novedad  reconociendo de manera explícita el acceso a las técnicas de reproducción asistida para todas las mujeres que cumplan los criterios de selección, independientemente de su estado civil o su condición sexual.

El protocolo de derivación incluido en la Guía prevé que las personas con problemas relacionados con la reproducción podrán dirigirse directamente a su médico de familia o al centro de orientación y planificación familiar donde, siempre que cumplan los requisitos, las derivarán  al servicio de Ginecología de su área de salud para que les realicen un estudio básico de esterilidad (EBE).

ESTUDIO BÁSICO DE ESTERILIDAD

El EBE tiene como primer objetivo diagnosticar la causa de esterilidad, y en función de ello determinar cuál de las distintas técnicas de reproducción asistida es la más apropiada en cada caso.

En caso de que la técnica propuesta sea la inseminación artificial, ya sea con semen de la pareja o con semen de donante, los pacientes serán atendidos en su propia área de salud.

Por el contrario, si a la vista del estudio básico de esterilidad se consideran recomendables otras técnicas más complejas como la fecundación in vitro, la criopreservación de preembriones o los tratamientos destinados a prevenir la transmisión de enfermedades genéticas o infecciosas, los pacientes serán derivados al Centro Extremeño de Reproducción Humana Asistida.

En paralelo a la publicación de esta Guía para profesionales, el Servicio Extremeño de Salud ha editado un folleto informativo destinado a los posibles beneficiarios en el que se explican los criterios generales de acceso a los tratamientos de Reproducción Humana Asistida y los criterios específicos para cada una de las diferentes técnicas. Los interesados pueden solicitar el folleto a su médico de familia o descargárselo en la página web de la Consejería de Sanidad (https://saludextremadura.ses.es).

Be the first to comment

Deja un comentario