El Ayuntamiento muestra su repulsa hacia la violencia machista y reivindica la igualdad como forma de combatirla

El Ayuntamiento de Cáceres ha mostrado su repulsa hacia la violencia machista en el acto con motivo del 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres, con un acto en el Foro de los Balbos, donde se ha reivindicado la igualdad así como la necesidad de que los poderes públicos promuevan medidas que luchen contra la violencia económica y patrimonial, y demandado que la sociedad y las administraciones públicas se impliquen para divulgar que la igualdad y la no violencia son derechos universales.

En el acto, al que también han asistido autoridades civiles y militares, Sandra Marín Gómez, de la Delegación Diocesana de Personas Migrantes y Refugiadas, ha dado lectura al manifiesto institucional elaborado por el Consejo Sectorial de la Mujer, “desde el cual reivindicamos la lucha contra la violencia machista, que se ejerce cada día en todas las partes del mundo”, se señala en el mismo.

Durante este año, en España han sido asesinadas por sus parejas o exparejas un total de 37 mujeres, dejando huérfanos a 24 menores, además, a esta cifra hay que sumarle las víctimas de la violencia vicaria que, como consecuencia de la violencia hacia sus madres, también han sido asesinadas.

Estas cifras, se indica en el manifiesto, “nos demuestran que, a pesar del trabajo que hacemos como sociedad para la erradicación de esta violencia, sigue habiendo camino por recorrer y, desafortunadamente, las mujeres seguimos estando visiblemente discriminadas, llegando a costarnos la vida a nosotras y nuestras familias”.

La igualdad es un derecho y un deber de todo el mundo, y combatir la violencia machista debe ser, a nivel social, una prioridad absoluta. Se trata de una situación de emergencia que debe ser abordada y erradicada por la sociedad en su conjunto, con formación que incida en su detección, incentivando la denuncia y persecución del maltratador; que es el único responsable, y con estrategias interdisciplinares para la recuperación de las mujeres y familias afectadas por esta lacra, que ya se ha cobrado 1.243 víctimas en España en los últimos 11 años.

Resulta fundamental instar a los poderes públicos a la promoción de medidas que aseguren la independencia económica de las mujeres, fomentando su formación académica e impulsando el acceso al ámbito laboral en condiciones menos precarias, que supongan un avance en contra de la brecha a la que nos enfrentamos día a día. Medidas que luchen contra la violencia económica y patrimonial que padecemos las mujeres y que, en muchas ocasiones, condiciona a la dependencia del agresor, eliminando la posibilidad de decisión y, con ello, la autonomía.

«La violencia contra las mujeres sólo desaparecerá cuando dejemos de ser ciudadanas de segunda y participemos de forma igualitaria en la sociedad, cuando dejemos de estar a la cabeza de las cifras de pobreza, de las listas de desempleo o de sufrir la infravaloración en nuestros trabajos y los problemas de conciliación de la vida personal, laboral y pública; cuando se deje de usar nuestra imagen como un reclamo o un objeto de consumo, cuando se nos nombre y se nos visibilice en todos los espacios sociales y cuando exista una verdadera educación igualitaria, en la que se disfruten de las mismas oportunidades y enseñanzas, sin distinciones».

Por todo esto, “desde el consejo sectorial pedimos la implicación desde nuestras familias, desde nuestra sociedad, en el ámbito educativo y desde todas las administraciones públicas, para divulgar que la igualdad y la no violencia es un derecho universal. Solamente así, conseguiremos propiciar el cambio social en los patrones de comportamiento que logren eliminar toda violencia contra la mujer, por el hecho de serlo”.

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha agradecido el trabajo a todas las personas que han participado, y ha señalado que “hoy es un día para reivindicar y para recordar que no hay otro origen en la violencia machista más que la desigualdad de género, que no hay otra solución a la desigualdad más que la igualdad y que no hay otro camino para alcanzarla más que la lucha feminista”.

El acto ha concluido con la interpretación musical de ‘Ni una menos’, compuesta e interpretada por el alumnado del Ciclo Superior de Igualdad de IES Al-Qázeres.

El Instituto Municipal de Asuntos Sociales ha instalado un Punto Violeta de información. También ha estado presente la empresa Talher, concesionaria de Parques y Jardines, que enmarcada en su campaña de sensibilización ‘Una vida sin violencia, una vida con respeto’, ha colocado un stand informativo y ha repartido plantas entre los asistentes. La Fundación secretariado Gitano, a través de su programa Calí, ha elaborado lazos morados.

Acerca de Redacción Extremadura 8156 Articles
Email: redaccion@noticiasextremadura.es

Be the first to comment

Deja un comentario