Darío González en concierto

Tanto solo en el escenario como arropado por sus compañeros, Darío lleva la mediocridad y lo cotidiano al extremo, haciendo que un simple gesto como el de coger una guitarra y cantar una canción pueda transportar a un recuerdo, a un sentimiento. Puede despertar en las personas diferentes emociones, culminando con la más bonita de ellas: La sonrisa que llega tras unas lágrimas.

Conservando esencia y carisma, añadiendo además un pequeño lavado de cara, De Fresa y Menta, su último disco, mezcla lo cremoso y tierno con lo salvaje y fresco de la vida.

Acerca de Redacción Extremadura 11954 Articles
Email: redaccion@noticiasextremadura.es

Be the first to comment

Deja un comentario