Cómo afrontar un rechazo después de una entrevista laboral

Has encontrado una oferta de empleo ideal, has enviado tu hoja de vida y te han llamado para una entrevista de trabajo. Estabas contento porque habías superado varias fases dentro del proceso de selección y ya creéis que esta podía ser la definitiva. Pero te dicen que has sido descartado. Y ahora solo piensas “otra vez volver a empezar: enviar más currículums, hacer más entrevistas… ¡hasta cuando!”

A nadie le gusta ser rechazado, ni siquiera, aunque no fuese un buen empleo. Sin embargo, es importante saber afrontarlo para poder seguir en la búsqueda con energía.

Aceptarlo: es parte del proceso

Lo primero es aceptarlo. Esa oportunidad no era para ti. No te lo tomes como algo personal.

No pienses que no eres un buen profesional, simplemente no eres el candidato que esa empresa estaba buscando en estos momentos. Tú tienes muchas y muy buenas cualidades que serán adecuadas en otro puesto de trabajo.

Algunas veces esa tampoco era la oferta de trabajo que nosotros deseábamos, pero al ver que nos han rechazado, nos lo tomamos como un gran rechazo y le damos más importancia de la que tenía, ¡te suena!

¿Y si lo vieses de otra forma? Esa no era el trabajo adecuado para ti o la empresa. Hay muchas ofertas en el mercado.

Analiza y cierra el proceso

Probablemente no te hayan dado ningún motivo por el que te han rechazado. Y como decíamos en el punto anterior, no se trata de ti, se trata más de ellos, estaban buscando algo diferente.

A pesar de ello es bueno analizar qué es lo que ha pasado durante la entrevista y qué puedes hacer de forma diferente en la próxima ocasión. Esto te servirá para mejorar tus habilidades en una entrevista laboral.

Por supuesto, analiza también lo que has hecho bien durante esa entrevista y durante todo el proceso de selección para repetirlo. Esta entrevista es como un entrenamiento para cuando llegué el puesto de trabajo ideal.

Una vez que hagas ese análisis y te propongas acciones a realizar la próxima vez, cierra ese proceso. Las empresas cierran sus procesos de selección, tú también deberías de cerrar los procesos en los que has participado para poder continuar con algo diferente.

Céntrate en el futuro, no en el pasado

Ahora es hora de centrarse en el futuro. Volver a la búsqueda, si es que en algún momento la habías abandónalo. Lo ideal es que no haya sido así, y que, aunque estés participando en un proceso de selección con una empresa no abandones la búsqueda y sigas en el mercado y activo para no perder tiempo en caso de que no te seleccionen en esta ocasión.

Ahora es hora de tomarte el futuro con positivismo, porque nadie quiere a un empleado con mentalidad negativa. Buscar empleo es un trabajo en sí. Tómatelo como tal y sigue haciendo más de lo que has hecho bien hasta el momento y aplica los aprendizajes que te ha dado haber participado en ese proceso de selección. Prepárate para la siguiente oportunidad.

¡Suerte en la búsqueda!

Acerca de Redacción Extremadura 11939 Articles
Email: redaccion@noticiasextremadura.es

Be the first to comment

Deja un comentario