Abre sus puertas la exposición “Antonio de Nebrija y Extremadura. Un humanista europeo”

Para acercar la figura del gramático y la importancia que su obra tiene en España y Europa

La estancia durante varios años de Elio Antonio de Nebrija en Extremadura, y especialmente en Villanueva de la Serena, donde residió la mayoría del tiempo que estuvo en la región, fue vital para la creación literaria de Nebrija; el padre de la primera gramática española. De hecho, su obra no hubiera sido la misma sin el contexto que esta tierra y sus gentes le ofrecieron.

 Así se refleja en la exposición “Antonio de Nebrija y Extremadura. Un humanista europeo” que ha abierto sus puertas este jueves 3 de noviembre, y que podrá visitarse en la sala de exposiciones del espacio cultural Rufino Mendoza hasta el próximo 10 de diciembre. Una muestra que traslada al visitante, a través de una experiencia inmersiva, al paso del siglo XV al XVI; el momento de apogeo del Renacimiento español. Un contexto en el que nace la figura de Nebrija, esencial en la cultura española. Además de poner de poner de relieve la importancia que Extremadura tuvo en su obra.

Así se destaca por parte del alcalde Miguel Ángel Gallardo, quien expresó que, con la celebración del Año Cultural Nebrija, “se salda, de alguna forma, una deuda con Nebrija. Habiendo tenido una parte muy importante de su vida en la ciudad, no era conocido ni reconocido más allá que una calle con su nombre. Se trata de un gran desconocido para la inmensa mayoría, a pesar de que, gracias a su gramática, tenemos la lengua que compartimos”.

Gallardo subraya que la celebración de los actos conmemorativos del año Nebrija representa uno de los mayores éxitos y supone la unidad de todas las instituciones de la región, “unidas en torno a un fin común y se ha convertido en uno de los elementos culturales más importantes que la región ha acogido”.

Con la figura de Nebrija como protagonista, añade el alcalde, “se han impulsado actividades para propiciar el conocimiento de lo que representó y la importancia de su obra”. Se impulsa la figura del humanista, “en un tiempo como es el mes de noviembre ligado a la cultura y a la literatura especialmente en nuestra ciudad, que es el mes de las letras con la celebración del premio de los premios, el premio literario Felipe Trigo”.

En la conmemoración del Año Cultural Nebrija en la región, participan las dos diputaciones, la Junta y la Universidad de Extremadura. Por parte de la Diputación de Cáceres, asistió a la inauguración el diputado de Cultura y Deportes, Fernando Javier Grande, quien destacó que la presencia de Nebrija en la región ha sido muy importante, en el caso de Cáceres estuvo en tres poblaciones, “y se ha convertido en un proyecto con cariz regional, por la dimensión que tiene la figura y la obra de Nebrija. Formar parte del Año Cultural Nebrija ha unido a todas las administraciones en torno a una figura común, que tanta importancia tuvo en nuestro país y en nuestra región”.

Grande subraya que “había que contribuir a divulgar su figura, y lo hacemos construyendo región, con un proyecto conjunto. Un proyecto, además, al que se han sumado colectivos de la región para divulgar la figura del humanista”.

La exposición está recorriendo la región, un recorrido que también hizo el humanista en los veinte años que vivió en Extremadura, así recordó la secretaria general de Cultura Miriam García Cabezas, quien explica que este quinto centenario de Nebrija y la realización de actos en la región, “ha supuesto una unión, hacer región. Significa unión a través de la cultura, el humanismo y la reflexión. La unidad de la administración para crear proyectos grandes como es este Año Cultural Nebrija. Todo lo que Nebrija hizo y que tanta importancia tuvo en nuestra región”.

La secretaria general de Cultura subraya que, desde las administraciones para divulgar la figura y la importancia de la obra de Nebrija, se apostó por “hacer actividades que llegaran a la ciudadanía, más allá de un congreso que se limita a un lugar solo. Se pensó que recorriera la región, los lugares en los que Nebrija vivió”. En el caso de Villanueva, añade, “es una de las casas de Nebrija, el lugar en el que escribió parte de la gramática de un idioma, el español, que nos une. Nebrija tuvo libertad para dedicarse a lo que le hacía feliz: el estudio, la reflexión, la especulación, la conversación. En definitiva, entregarse a la tarea de la que hoy somos herederos y que disfrutamos”.

García Cabezas subrayó que Nebrija recorrió muchos lugares del país, “pero no se identificó en un lugar, era un simple hombre. Era un humanista que se enriquecía en los lugares que transitiva, se enriquecía con las personas con las que hablaba, con los paisajes que veía. Construyó su identidad con la identidad de las muchas personas con las que vivió y convivió; lo que le hizo un hombre brillante y propició su contribución como humanista”.

Destaca, además, que los años de Nebrija en Extremadura “fueron los de mayor florecimiento intelectual gracias al ambiente que encontró en la región y en aquellas poblaciones en las que vivió.

Vivió en un tiempo difícil, de guerra, de cárcel, tiempos duros; pero fue capaz de escribir y dejarnos un legado que permanece hoy y permanecerá en un futuro. A Nebrija le cuestionaron cuando escribió la gramática. Él creyó en ello y gracias a eso, hoy tenemos el español”.

Esta exposición sobre el autor de la gramática o el diccionario, uno de los humanistas europeos más importantes del siglo XVI, forma parte del amplio programa de actividades que se está desarrollando este año con la celebración del Año Cultural Nebrija, con motivo del 500 aniversario del fallecimiento del gramático y humanista. Nació en Lebrija y murió en Alcalá de Henares, pero pasó buena parte de su vida en varias poblaciones extremeñas. De hecho, Villanueva de la Serena está acogiendo a lo largo del año varias actividades dentro de los actos programados. Un año cultural que, en el caso de Villanueva, contará con su última actividad el próximo día 10 de noviembre, con la celebración del congreso internacional “Nebrija y la modernidad. Cinco siglos de espíritu crítico”.

Con esta esta exposición, se pretende acercar la figura de Nebrija a la ciudadanía y se hace a partir de paneles, audiovisuales, documentación, reproducciones y piezas artísticas creadas para la ocasión. Todo ello de la mano del catedrático de la Uex, Eustaquio Sánchez Salor, como comisario académico; y el diseñador gráfico Javier Remedios, como comisario artístico. A través de la combinación de textos, objetos, efectos sonoros, luces, o de la recreación de la famosa viñeta de la Corte de Juan de Zúñiga a tamaño real, como photocall de la exposición, se atiende a una idea esencial: los años extremeños resultan de singular fecundidad para Antonio de Nebrija.

La exposición, una vez cierre sus puertas, viajará hasta la localidad de Zalamea de la Serena, otra de las poblaciones de la ruta nebrisense. Con anterioridad la muestra se ha podido visitar en Badajoz, donde se abrió durante los meses de junio y julio, para pasar durante los meses de agosto a octubre al espacio cacereño que fue su casa y la de sus descendientes: Gata, Alcántara y Brozas.

Con esta exposición, así como con diferentes iniciativas editoriales y congresuales, Extremadura se une a la conmemoración que nuestro país y los países de habla hispana vienen realizando a lo largo de este año, desde universidades como Salamanca o Alcalá, localidades como Lebrija; entre otras.

Acerca de Redacción Noticias Extremadura 17491 Articles
Email: redaccion@noticiasextremadura.es

Be the first to comment

Deja un comentario